LA VUELTA AL COLE Y EL RUNNING

Llega el mes de septiembre y con él se acabaron los días de piscina y de juegos hasta tarde en las calles del pueblo o en la playa. Llegan los días de rutina, en las que los niños pasan horas interminables sentados en clase y después llevan cantidad de deberes a casa que ahora parece que están tan de moda. En estas fechas, niños y adultos, sufrimos el síndrome postvacacional, mostrándonos tristes, irritables y ansiosos ante el hecho de tener que volver al colegio o al trabajo.

 Seguir leyendo