Aspectos basicos que debe conocer de su todoterreno

Muchas personas tienen una percepción muy equivocada sobre los todoterrenos (TT), los creen imparables, que pueden con todo y eso no es así. Al igual que otros vehículos, los 4×4 pueden enfrentarse a diversas situaciones y no salir bien de ello; es importante conocer el límite de su coche y así poder tomar las decisiones adecuadas para sortear los inconvenientes de la mejor manera posible.

Qué debe saber sobre su todoterreno

Saber cómo evadir o salir de circunstancias que comprometan el bienestar del vehículo y sus ocupantes, le servirá para sacarle el mejor provecho a su TT de forma segura. Los coches sencillos (tracción en dos ruedas) adoptan el par motor en el eje delantero o trasero, pero no simultáneamente en ambas; mientras que los 4×4 (tracción en las cuatro ruedas), distribuyen el par motor entre los dos ejes, aunque no siempre lo hagan por igual.

Los ejes de un todoterreno no son rígidos, por medio del diferencial logran que la rueda izquierda y la derecha giren a distinta velocidad. Suponiendo que el TT pasa por una curva a la derecha, la distancia que recorren las ruedas de la izquierda, es mayor que la distancia que recorren las del lado derecho; entonces el diferencial permite a las ruedas exteriores (las izquierdas) girar a más velocidad que las interiores. De esta manera, no se resiente la estabilidad del vehículo ni la tracción de las ruedas.

Para que el par motor pueda llegar a las cuatro ruedas, se necesita que la caja de transferencia les distribuya la potencia a conveniencia, como se menciona en el párrafo anterior. En caso de que una de las ruedas pierda tracción, para que el par motor que ella recibe no la haga girar descontroladamente y se atasque, es importante poder bloquear el diferencial, así ella deja de funcionar y el resto de las ruedas aprovecha el par para salir de la situación.

El tipo de diferencial depende de cada modelo de vehículo; sin embargo, para todos aplica que solo se debe bloquear a baja velocidad, en casos en los cuales requiera evadir obstáculos que impliquen tener que perder la tracción, como ocurre al pasar sobre superficies deslizantes. Después de haber pasado la dificultad, debe desbloquearse para no ocasionarle daños a la dirección, ni que se comprometa la maniobrabilidad del TT.

Por lo general, el todoterreno se conduce en 2×4 al tratarse de carreteras comunes de asfalto o de grava (si está en buenas condiciones). El 4×4 sin reductora se utiliza en caminos de tierra o con poca adherencia, mientras que el todoterreno con reductora es para circular por zonas difíciles, cuyo modo se conoce como off road.

Para poner su TT a tono y salir de ruta sin que el presupuesto suba demasiado, visite http://www.desguacesde4x4.com/. Es una web especializada en piezas de segunda mano para vehículos rústicos.