¿Qué son los hechizos?

Teniendo en cuenta la brujería y la videncia, ¿por qué no estar aprendiendo todo lo que está inmerso en ello? Seguramente no conocemos qué son los hechizos y que en algún momento otros han hecho alguno.

Por ello, es que en esta oportunidad queremos hablarte de un poco sobre los hechizos y como se utilizan.

¿Qué son los hechizos?

Los hechizos son definidos como todo acto o acción que tienen por objetivo, transformar o alterar la realidad a partir del uso de métodos normalmente considerados oscuros por la religión, métodos que pueden recurrir a la magia negra, a la brujería o a otras formas de prácticas no oficiales.

Por lo tanto, pueden ser realizados por personas que se dediquen a este tipo de actividades (como brujos, magos o hechiceros) así como también por personas comunes que tienen el dato de cómo llevarlo a cabo. Por lo general, esta acción, se genera sobre otra persona con un fin establecido.

Origen

Podemos decir que el concepto de hechizo surge por la necesidad de asociación causa – efecto propio de la mente humana milenios antes de que apareciera el método científico.

Elementos

Los hechizos consisten en una representación simbólica del efecto que se pretende conseguir bajo la invocación de una deidad. Entre sus elementos tenemos:

  • La preparación, durante la cual se disponen los lugares y materiales necesarios, y las personas que van a tomar parte en el mismo pueden realizar diversas actividades previas como el ayuno, la oración, etc.
  • En la apertura, se crea un entorno mágico apropiado y solemne, produciendo simultáneamente un efecto de comunión entre las personas participantes.
  • Luego en la invocación, se suplica o exige la cooperación de las fuerzas sobrenaturales que habrán de llevar a la realidad el hechizo.
  • Realizamos la ejecución, donde se ejecutan los actos mágicos ritualizados que constituyen el núcleo del hechizo y que pretenden modificar el curso de la realidad bajo la advocación de las entidades sobrenaturales invocadas.
  • En el sacrificio, en el que se debe ofrecer a estas fuerzas sobrenaturales una ofrenda que puede ser simbólica o tangible para ganar su favor.
  • Por último, el cierre, que da solemnidad a la clausura del acto y disuelve el entorno mágico creado durante la apertura.

Ahora bien, ¿qué te pareció nuestra información? Interesante, ¿no crees? Si quieres saber más te invitamos a seguir indagando sobre el tema, es decir puedes consultar a videntes serias y de confianza de verdad.