Vender el coche es la meta

Las razones para querer vender su coche pueden ser muchas, bien sea que desee comprar uno nuevo, porque ya no puede mantenerlo o porque ya no lo utiliza. Si la decisión ya está tomada, hay ciertas cosas que debe saber, lo usual es que según su condición y edad lo deje en un desguace para ser desmantelado o que cumpla con las condiciones mínimas para que puedan comercializarlo.

Todo este proceso puede resultar un poco estresante, pero mantenga la calma y vaya un paso a la vez. Hay formas de hacer que todo sea un poco más sencillo y beneficioso para todos, lo único que debe mantener en mente es ser positivo, así le será más fácil encontrar una solución a lo que surja.

Cómo venderlo

Lo más lógico al querer vender el coche es buscar que sus virtudes se destaquen, será mucho más fácil que alguien lo compre si luce interesante y podrá pedir un poco más por él. Sin embargo, no es bueno que oculte grandes detalles a los posibles compradores; además de ser muy poco ético, la ley establece que usted es el responsable de problemas del automóvil que no hayan sido debidamente notificados hasta seis meses después de haber sido realizada de la venta.

Lo que más valor tiene es que se le haya hecho el mantenimiento correcto al debido tiempo, eso asegura en parte que esté en buenas condiciones. Esto incluye que se le hayan cambiado los componentes que son susceptibles a desgastarse como los frenos, los neumáticos, correas entre otros, mejor aún si ha pasado la última revisión de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos).

Para que pueda demostrar todo esto, lo mejor es que tenga en su poder el libro de mantenimiento del automóvil sellado, al igual que las facturas de los cambios que le haya hecho. No es algo sumamente indispensable, pero es la mejor forma de asegurarle al comprador que el coche recibió todo el cuidado necesario.

Recuerde que de las condiciones en que se encuentre su coche dependerá cuánto recibirá por él. Es recomendable que invierta un poco para hacerle mejoras al vehículo, obtendrá mejores ganancias y el comprador también estará satisfecho.

Una buena opción es contactar con desguaces que compren coches, suelen hacer tasaciones gratuitas, encargarse de los trámites en la Dirección General de Tráfico (DGT) e incluso muchos recogen el coche donde se encuentre. Si busca por Internet no necesitará siquiera apersonarse en varios lugares, desde su casa o trabajo podrá visitar tantos desguaces como guste.