¿Decidido a comprar Apple de segunda mano?

Si ya tomaste la decisión de comprar un producto Apple de segunda mano, excelente! Sin dudas esta una excelente manera de poder adquirir uno de estos increíblemente buenos equipos a un costo que no signifique el sacrificio que habría que hacer para hacerse de uno totalmente nuevo en la tienda oficial.

Pero debes saber que hay ciertos detalles a los que debemos prestar muchísima atención a la hora de hacer una compra de estas características, con el fin de evitar pasar malos ratos en un futuro y quedar decepcionados con la compra realizada, sintiendo que hemos perdido nuestro dinero.

A la hora de comprar un producto Apple de segunda mano es crucial que tengamos claro qué tipo de dispositivo estamos buscando y cuál es el fin al que queremos destinarlo, esto con el fin de saber a qué categoría de productos enfocar nuestra atención.

Lo segundo sería estar al tanto del catálogo de productos de la compañía, y tener al menos una idea básica de cuáles son sus prestaciones, ventajas y desventajas y con qué fin fue diseñado, es decir, que prestaciones nos ofrece realmente y cuáles no.

Esto evitará que seamos engañados y que nos vendan un equipo que no es realmente lo que necesitábamos, bien sea porque no cuenta con la capacidad deseada, o porque nos indujeron a comprar un equipo mucho más costoso del que podríamos haber adquirido de saber a ciencia cierta qué y cómo buscar.

Luego, una vez teniendo claro lo anterior, es importante saber a dónde acudir para adquirir este tipo de productos. Existen tiendas y sitios webs especializados en la venta de los conocidos como “reacondicionados”, los cuales son ofrecidos con todos os accesorios tal cual como si fuera un equipo nuevo de paquete, pero a un precio inferior. Estos sitios también venden equipos usados, a los cuales les realizan un chequeo previo para verificar su estado.

Una vez estemos en el sitio y nos dispongamos a comprar un producto Apple de segunda mano, debemos cerciorarnos de varios aspectos del equipo en el que estamos interesados.

Debemos verificar el estado físico, buscar golpes, desgastes, torceduras, desajustes y cualquier indicio de algún daño físico al equipo. Procederemos a verificar el correcto funcionamiento del equipo en sí como de todos y cada uno de los accesorios con los que se haya puesto a la venta y constataremos que lo que oferta el vendedor es lo que tiene el equipo realmente.

Comprar un producto Apple de segunda mano no es algo que resulte realmente difícil, es sólo cuestión de tener sentido común, y un poco de astucia, teniendo en cuenta que no estamos adquiriendo un producto 100% nuevo desde su tienda oficial, y que no contaremos con todas las garantías y soporte en caso de ocurrir algún inconveniente.