Mínimos detalles que no debemos obviar en una oficina

Hace ya tiempo que trabajo en una oficina, la verdad que con la crisis nunca pensé que podría encontrar otra vez trabajo de lo que a mí me gustaba, precisamente me despidieron porque con los recortes ya se sabe no tenían para asumir tantos gastos. Estuve buscando durante algún tiempo y al final la suerte me hizo encontrar un sitio en el que siempre había querido trabajar, después de la entrevista enseguida me llamaron y ya son unos cuantos años los que llevo con ellos. Después del primer año me dejaron la responsabilidad de encargarme de todo el material, mobiliario y maquinaria que se necesitara en la oficina, antes de eso era una chica la que se encargaba en ir a una papelería de la zona a comprar lo necesario, solían apuntar en un papel según me contaban lo que se iba gastando y así es como ella solicitaba todo lo que necesitaba a la papelería. La verdad que esto hoy en día me pareció tercer mundistas y no dude ni un segundo en buscar lo que necesitábamos por otros medios más actuales.

Enseguida me puse manos a la obra e intente buscar un buen distribuidor, como hay bastante competencia los precios suelen ser muy ajustados por lo que merece la pena hacer uso de ellos, comparé precios en varios sitios y me di cuenta enseguida de cual nos merecía la pena, por lo que enseguida me puse hacer el pedido de lo que necesitábamos, en primer lugar era importante que una empresa que trabaja con clientes tenga en su poder la forma de poder eliminar alguna de la información personal que no desean que otros puedan manipular. Así que enseguida solicité destructora de papel precios donde pude encontrar una serie de máquinas con unas muy buena prestaciones y unos precios mucho mejores, así que enseguida pulsé el botón para incluir en mi cesta.

De otra cosa que me di cuenta es de lo mal que llevaban lo del orden en las carpetas, era mucho mejor con la ayuda de unas pegatinas para imprimir ya que así podríamos poner el nombre de cada carpeta sin tener que perder el tiempo sin saber que tiene cada una. Con cosas así se gana dinero y tiempo, tan solo es cuestión de buscar alternativas y remedios con los que solucionar cualquier tipo de problema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *